miércoles, 27 de junio de 2012


UN BUEN AMIGO...


Pues él es mi amigo y lo adoro mucho en mis planes no esta dejarlo nunca, me ha enseñado demasiadas cosas, cada momento con él es inolvidable y me gusta escribir sobre lo que pasa o paso con nosotros porque a pesar de todo eso que paso seguimos juntos. 

 Él me ha enseñado demasiadas cosas pero pues también me siento confundida por lo que él piensa de si mismo, de las decisiones que toma el para su “bienestar”. Que yo como amiga siempre lo he apoyado en las buenas y en las malas, a pesar de que tuvimos por muy poco tiempo una relación de novios que a la mejor no fue perfecta pero si me enseño demasiadas cosas de él y de mi, los dos nos dimos cuenta que nuestra amistad era más fuerte que una relación de novios a la mejor solo probamos de eso que nosotros creíamos que era lo mejor para cada uno “intentar una relación” dándonos amor pero sin darnos cuenta que el amor no lo estábamos dando día a día sin la necesidad de tener ese sobrenombre que tanto nos importo alguna vez “novios” después nos dimos que cuenta que no era lo correcto. De mi parte cuando terminamos nuestro noviazgo me dolió mucho porque sabía que perdería de nuevo una amistad la cual pensé que jamás la perdería de esa manera por hacer las cosas de una manera tan rápido y sin pensarlas hasta después, a la mejor él nunca noto lo triste que estaba por dentro porque he aprendido aparentar algunas cosas para que esa gente no empiece a dar opiniones negativas sobre mí, empezaron los pensamientos negativos y malos de mi parte yo lo vía muy bien por eso opte por ya no meterme en su vida para que él siguiera con esa felicidad que yo veía que lo abordaba día con día, mis amigas me hablaban y me decían que también lo veían bien, que no tenía caso volverlo a buscar o algo similar. Como pasaban los días pasaba el dolor pero no la angustia que tenía por dentro por saber como estaba, trataba de estar al pendiente de él en todo lo que me fuera necesario, trataba de que él me sintiera cerca. Llegó el día donde le empecé hablar de nuevo pero a espaldas de todos al igual que a escindidas aunque nunca fue nuestro agrado eso era necesario hacerlo para aunque sea saber como estábamos y si necesitábamos algo, fue difícil regresar a la relación de amigos que teníamos antes.  Un día sin darme cuenta mi mente decidió sacarlo de mi vida porque paso un suceso inesperado que me dolió demasiado pero ya ni hablar de aquel día, después otra vez nos dejamos de hablar pero ahora fue de mi parte por mis motivos, no sabía si hacia bien pero pues era lo mejor con tal de verlo feliz. Ya se acercaba mi cumpleaños y para ese día él me había prometido un perrito y pues días antes de que fuera mi cumpleaños mi único pretexto para hablarle era diciéndole los días que faltaban para aquel anhelado día por mi porque pensé que todo regresaría a ser como antes… Y llego el día donde me felicitaron, me hicieron mi pastel pero jamás él se acerco a mi ni para decirme “hola” o mínimo “felicidades” solo quería algo así porque ni un msj me pudo mandar en ese día que él y yo ya lo habíamos planeado desde hace mucho tiempo, en la tarde fue a mi casa a darme esa perrita hermosa a la cual le puse FUFU y pues si me abrazo pero rápido y muy fuerte porque a mí me acompañaba alguien más, quedé muy decepcionada de él ese día pero yo ya no tenía porque decirle nada.
Pasaron días, semanas hasta que tome el teléfono y logre marcarle a su casa para platicar un poco con él, no se lo espero de mi pero pues si lo volví a buscar a pesar de lo que había pasado, platicamos horas y horas hasta que me gano el sueño como lo era antes, que el escuchaba y platicaba conmigo hasta que me quedara bien dormida, prometimos que después de ese día todo iba a ser igual que antes y pues hemos intentado poco a poco que así sea. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada